Reseña: Patchwork

Portada patchwork

Como os dije en la última entrada, ahora toca hablar de los juegos que compramos en el Festival de Juegos de Mesa de Córdoba. Tras la encuesta hecha en twitter, ha habido empate en dos juegos, así que durante este mes hablaremos de los juegos de Córdoba y el mes que viene os presentaré los juegos que trajimos del festival de Essen. Trajimos 9 juegos, así que puede ser que la encuesta en twitter sea la más grande hasta el día de hoy.

Bueno, después de todos estos adelantos, ¡vamos allá con la reseña de Patchwork! Este juego fue el ganador del Juego del año 2016, y consiste, como dice su nombre, en hacer la mejor manta de patchwork posible. Es un juego para dos jugadores y dura alrededor de 20 minutos. El autor es el creador de juegos como Agrícola, lo que para algunos es la razón de su fama.

¿Cómo jugar?

Preparar este juego es muy sencillo. Cada jugador obtiene una plantilla sobre la que podrá poner sus piezas de patchwork, cada una de un color. Posteriormente, cada jugador pone el contador de su color en el contador de tiempo. Alrededor de éste se disponen todos los retales de tela que formarán nuestra manta y delante de la pieza 2:2, el peón.

Partida montada

Partida montada

En cada turno, el jugador podrá elegir realizar una acción entre dos posibles:

  • Adelantar en el contador de tiempo hasta ponerse en la casilla por delante del otro jugador. En este caso, obtendrá un botón por cada casilla que haya avanzado.
  • Comprar trozos de tela para completar su manta. Cada trozo de tela tiene un precio en botones y te obliga a avanzar casillas en el contador de tiempo.
Fichas de patchwork

Fichas de patchwork

El jugador sólo puede comprar las fichas que estén entre uno y tres puestos por delante del muñeco. Una vez comprada, trasladará el muñeco al lugar que antes ocupaba la ficha. El jugador podrá poner la pieza de tela en cualquier posición siempre que no se superponga con otras y no se salga del trozo cuadrado de manta. A lo largo del contador de tiempo encontraremos trozos de cuero que podremos poner en nuestra manta siguiendo estas mismas reglas.

El primer jugador que consiga hacer un 7×7, será obsequiado con dicha pieza, que contará puntos de victoria al final de la partida.

La partida acaba o bien cuando los dos jugadores han avanzado hasta el centro del contador de tiempo o bien cuando uno de ellos ha terminado su manta de patchwork.

Mis consejos

Nosotros aún estamos aprendiendo a jugar, pero hasta ahora lo que sí he visto realmente importante es llevar el control tanto de tu juego como el de tu contrincante.

Cosas buenas: El diseño es precioso, y a pesar de ser un juego bastante simple de explicar es complicado jugarlo bien. El juego promete tener una vida muy larga y sorprendernos gratamente. Además, es el juego ideal para jugarlo en una mesa camilla con las enagüillas arropándote.

Cosas malas: Todavía no le hemos encontrado ninguna!!!!!

 

Nota de Carmen: Un 8, aunque creo que en un tiempo y cuando lo haya jugado más la nota será mejor.

 

Creo que no me dejo nada, pero si tenéis alguna duda estaré encantada de responderla en los comentarios.

 

Un saludo, ¡y hasta dentro de dos semanas!

Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.