Reseña: Kiwis voladores

Portada Kiwis Voladores

En esta nueva reseña hablaremos de Kiwis Voladores, uno de los juegos de Mercurio distribuciones que han visto la luz este año. Es un juego para entre 2 y 4 jugadores con una mecánica muy sencilla pero adictiva.

¿Cómo jugar?

Las partidas de Kiwis voladores son rápidas, no más de 15 minutos si eres alguien torpe como yo. El juego viene con una estructura que puedes montar y desmontar tantas veces como quieras, de forma que la propia cajeta forma parte del juego.

Se forma un panel de 4×4 cuadraditos y se reparten a los jugadores los 10 Kiwis voladores de su color. Cada jugador, además, dispone de una plataforma lanzadora para lanzar los kiwis… ¡y empieza el juego!

Plataformas de tiro

Plataformas de tiro

Los jugadores comienzan a tirar kiwis todos a la vez y pueden situar su plataforma de lanzamiento a la distancia de la caja que deseen, siempre y cuando esta esté en contacto totalmente por uno de sus lados con la superficie de la mesa. Los Kiwis que caigan fuera se pueden recoger y volver a tirarse, pero no se puede mover la caja ni coger los que hayan caido mal dentro de ella.

El juego acaba o bien cuando todos los jugadores se quedan sin kiwis o cuando uno de los jugadores consigue colocar cuatro de sus kiwis haciendo un cuadrado. En el segundo caso, el jugador que consigue hacer un cuadrado con sus cuatro kiwis habrá ganado la partida y deberá parar el juego. En el caso de que tras tirar todos los kiwis ningún jugador haya conseguido hacer un cuadrado, el sistema de puntuación es otro.

La forma

La forma “fácil” de ganar

En este caso, la puntuación se consigue siendo el que se ha quedado más arriba en una casilla. Si en una casilla por ejemplo hay 5 kiwis y el superior (el que se ve) es azul, la puntuación sería de  puntos para el jugador azul. Así debemos contar las 16 casillas que conforman el juego. Ganará, por supuesto, el jugador con más puntos.

Mis consejos

No te empecines con hacer un cuadrado a no ser que tengas muy buena puntería. Recuerda que el resto de jugadores están tirando kiwis mientras tú lo haces.

Si haces un cuadrado para el juego inmediatamente, si no es posible que otro jugador ponga un kiwi encima tuya.

 

Cosas buenas: El juego es fácil, divertido y para toda la familia. Ocupa poco espacio y el poder jugar con la caja a mi entender es un punto a su favor.

Cosas malas: Las plataformas para mí son un problema, ya que se rompen fácilmente. Si se rompe la goma no hay un problema porque se pueden sustituir por coleteros, pero al ser de cartón se doblan fácilmente y eso es más difícil de sustituir.

 

Nota de Carmen: Un 6

Creo que no me dejo nada, pero si tenéis alguna duda estaré encantada de responderla en los comentarios.

 

Un saludo, ¡y hasta dentro de dos semanas!

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.