Descubren un planeta similar a la Tierra alrededor de la estrella más cercana al Sol

proxima b

El astrónomo y divulgador Carl Sagan solía definir la Tierra como un punto azul pálido. Años más tarde, en 2016, un grupo de investigadores de todo el mundo con años de experiencia se juntaron para impulsar una campaña de exploración a la que bautizaron con un nombre que guiñaba un ojo a Sagan: Pálido punto rojo.

Su fin era buscar un planeta similar al nuestro que orbitara alrededor de la estrella más cercana, Próxima Centauri, situada a 4,2 años luz. Y un pálido punto rojo acaba de ser hallado. Un planeta que podría contar con condiciones óptimas para albergar vida y que se presenta como el vecino al que estabamos esperando. Por una razón: jamás se había encontrado uno con características tan semejantes a las terrestres.

A nuestro vecino lo han llamado Próxima b.

Cuando miramos al firmamento, ni siquiera vemos un mínima parte de las estrellas que hay allí arriba. Próxima Centauri, a pesar de ser la más próxima, no se alcanza con la vista porque su luz es tenue, débil. Es una “enana roja”, como se conoce a las que presentan ese brillo. El planeta y la estrella se encuentran dentro de “zona habitable” en la que no hay temperaturas extremas, lo que permite la existencia de agua líquida, esencial para la vida.

“Hay una expectativa razonable de que este planeta sea capaz de albergar vida, sí”, expresa el astrónomo coautor de la investigación Guillem Anglada, de la Universidad Queen Mary de Londres. La posibilidad ha incrementado las esperanzas de la comunidad científica.

A Próxima b, los científicos la descubrieron observando su estrella. “Lo que se hace básicamente es medir cómo la estrella se está moviendo. Si hay un planeta alrededor de ella, el planeta [debido a la fuerza gravitatoria] también tira un poco de la estrella”. A partir de las mediciones dedujeron su presencia y algunas de sus características.

¿Cómo es Próxima b?

Próxima b tiene un tamaño un poco superior a la Tierra, una superficie sólida, y allí el año dura 11 días, el tiempo en el que tarda en dar la vuelta a su estrella. Se encuentra muy próxima a ella, a una distancia menor que Mercurio del Sol, pero al tratarse de una enana roja el calor es mucho más débil.

El planeta parece presentar dos caras: una iluminada y otra sumergida en la oscuridad. Queda por ser confirmado pero es probable que la fuerza de gravedad mantenga solo un lado del planeta expuesto a la luz.

Preocupan los rayos X y la radiación ultravioleta que puede sufrir el planeta debido a esta cercanía del planeta a la estrella. Los investigadores mantienen las esperanzas porque diversos estudios sugieren que el campo magnético de este tipo de planetas podría evitar la erosión atmosférica que provoca la radiación.

Los científicos necesitan despejar todavía incógnicas, pero la principal es ¿puede haber agua, lo fundamental para la vida? Para ello, necesitan comprobar que la atmósfera de Próxima b contiene vapor de agua y que su superficie es rocosa, para poder ser habitable.

La pregunta que sigue intriga: y si fuera habitable, ¿podría haber surgido vida en él?

Quizá los que vivimos actualmente lleguemos a saber la respuesta. En las próximas dos décadas, una nueva clase de telescopios de gran tamaño serán construido encima de montañas estériles. Una de sus funciones será absorber la luz de las estrellas para poder examinar la atmósfera y encontrar señales que revelen vida.

Si será posible viajar a Próxima b en una misión, Guillen Anglada aclara que “ahora mismo es ciencia ficción, pero la gente está pensando en ello y ya no es solo un ejercicio académico imaginar que podríamos enviar una sonda allí un día”. Aunque sea nuestro vecino, el planeta se encuentra a 40 millones de kilómetros una distancia que para abarcarla, con la tecnología actual, se requeriría millones de años. Pero la sonda a la que se refiere Anglada podría ser una como Juno, una que recorrió 3.000 millones de kilómetros para llegar a Júpiter en julio y lo hizo en tan solo cinco años.

Puede costar décadas sentar las bases para que Próxima b sea alcanzable, pero este planeta acaba de cambiar la forma en la que se mira el Universo.

Visto en:  PlayGround

Bernardo dia Reya

Acerca de Bernardo dia Reya

¿Qué que soy sin la presidencia? Un genio, un millonario, un playboy, un filantropo... Sin contar que soy fan de los animes con humor absurdo de los 90, de los buenos juegos de mesa y de Nintendo.
Bookmark : permalink.