Chen Xiangwei: El chino facha

Captura

Si Franco y José Antonio levantaran la cabeza se volverían a desmayar. La reserva espiritual de Occidente está en las manos de un chino. Se llama Chen Xiangwei y vive al sur del Manzanares, entre pisos de protección oficial y votantes de Manuela Carmena. Xiangwei ha levantado el templo a la memoria del Caudillo en una taberna de patatas bravas, chopitos y chorizo a la sidra. En el altar mayor, cobijado entre dos botellas de ginebra cara, Francisco Franco clava su adusta mirada a los parroquianos.

“Hoy en día ningún político tiene huevos para hacer nada. Cuando dicen algo nunca lo cumplen. Franco al menos lo que quería hacer lo hizo, es el único que tuvo huevos. Hoy los políticos sólo piensan en ellos, en llenar sus bolsillos, estén ahí cuatro u ocho años”, suelta el camarero. Xiangwei tiene perlas para llenar una joyería: “La gente dice que antes no había libertad y demás. Pues claro que no había. ¿Pero qué país tenía la libertad que tenemos ahora? Son épocas distintas. También Franco habría hecho mucho más ahora que hace 50 años. En su época hizo pantanos, creó la sanidad, la jubilación, dejó el país sin deuda… La gente, cuando se lo explicas, lo entiende. En cambio hoy en España lo estamos pasando muy mal. Los políticos sólo piensan en robar y los que trabajan pagan muchos impuestos. ¿Y quién disfruta en la sociedad? Los vagos, los yonquis, los borrachos, que no hacen nada y reciben todas las ayudas”.

El discípulo mandarín del dictador obvia en su enumeración de lacras a masones y maleantes, pero no se olvida de atizar a los homosexuales: “¿En la tele qué sale? Tonterías. Sale ‘Adán y Eva’, salen los maricones en las fiestas más grandes de España. Hasta el Ayuntamiento de Madrid pone la bandera arco iris. ¿Eso qué es? Todo maricón tiene más derechos, entonces este mundo qué. En España hoy en día a la gente buena se la machaca, sólo quieren a los maricones, a los yonquis… a los sinvergüenzas”.

Para leer el articulo completo, visitad el confidencial

Bernardo dia Reya

Acerca de Bernardo dia Reya

¿Qué que soy sin la presidencia? Un genio, un millonario, un playboy, un filantropo... Sin contar que soy fan de los animes con humor absurdo de los 90, de los buenos juegos de mesa y de Nintendo.
Bookmark : permalink.